BLOG

Cuando todo se derrumba, de Pema Chondron.

01/05/2019

Extracto del Libro "Cuando todo se derrumba", de Pema Chondron.

Sólo en la medida en que nos exponemos a la aniquilación una y otra vez, podemos hallar en nosotros aquello que es indestructible. Definitivamente hay algo tierno y palpitante en la sensación de no tener dónde agarrarse.

Es una especie de prueba, el tipo de prueba que necesitan los guerreros espirituales para despertar sus corazones. A veces nos encontramos en ese lugar a causa de una enfermedad o de una muerte, y experimentamos una sensación de pérdida; por nuestros seres queridos, por nuestra juventud, o de nuestra propia vida.

Que todo se nos venga abajo es una prueba y también una especie de curación. Pensamos que la cuestión es pasar la prueba o superar el problema, pero en realidad así las cosas no se resuelven.

Las cosas se caen a pedazos y después éstos se vuelven a juntar. Simplemente sucede así. La curación proviene del hecho de dejar espacio para que todo esto ocurra: espacio para la pena, para el alivio, para la aflicción y para la alegría.

Lo más importante de todo es dejar sitio para el no saber.

Cuando todo se derrumba y estamos a punto de no sabe qué, la prueba de cada uno de nosotros es quedarnos en ese punto, en ese límite y no concretar. El camino espiritual no consiste en tratar de llegar al cielo y finalmente acceder a un lugar magnífico.

La única saluda de una situación complicada, de una pérdida, es no buscar la comodidad inmediata. La única salida es la aniquilación de nuestro viejo "yo" dependiente.

Permanecer con esa agitación -permanecer con el corazón roto, con el estómago revuelto, con el sentimiento de estar desvalido y queriendo venganza- ésa es la densa del verdadero despertar.

Adherirse a esa incertidumbre, aprender el truco de relajarse en medio del caos, aprender a no perderse en el pánico: ésta es la senda espiritual.

Desarrollar la habilidad de sorprendernos a nosotros mismos, de hacerlo de manera bondadosa y compasiva: ésta es la senda del guerrero.

Sorprendernos una y otra vez, nos guste o no, cada vez que estemos aferrándonos al resentimiento, a la amargura o a la justa indignación, y cada vez que estemos aferrándonos a lo que sea, incluso a la sensación de alivio o al sentimiento de estar inspirados.

Cada día, cuando las cosas se pongan al límite, planteándonos la pregunta ¿Voy a practicar la paz o voy a ir a la guerra?

Este es un extracto de un libro que recomiendo a todos mis clientes, y se llama "Cuando todo se derrumbra". ESTE ES UN ENLACE DE AFILIADOS, donde puedes adquirirlo sin coste extra para ti, y supone una pequeña ayuda para mí.

Teléfono: 678 765 536    Correo: contacto@ricksilva.es 

shares
WhatsApp chat